miércoles, 22 mayo, 2024

Fondo de EE. UU. declara a España en «impago técnico» y exige reembolso de bonos del Estado por 910 millones de euros

Lo más leído

Iain Gillen
Iain Gillen
Soy Iain Gillen, nacido en la pintoresca ciudad de Cody, Wyoming, pero he pasado gran parte de mi vida en la vibrante y política capital de los Estados Unidos, Washington D.C. Me enorgullezco de ser periodista e historiador especializado en política internacional y relaciones institucionales. Mi carrera me ha llevado a trabajar en prestigiosos periódicos estadounidenses y en estrecha colaboración con lobbis económicos y políticos de ideología republicana en Estados Unidos. Desde 2021, resido en España, donde he combinado mi trabajo con colaboraciones para el medio de comunicación digital de noticias y podcast Eco de Libertad. Soy miembro del Partido Republicano, un defensor apasionado de las ideas conservadoras y un crítico acérrimo de las políticas WOKE y demócratas que se están llevando a cabo en Estados Unidos y cómo afectan al resto del mundo. Mi español es bastante fluido, aunque considero lo escribo mejor que lo hablo. Actualmente, comparto mi tiempo entre las hermosas ciudades de Barcelona y Madrid, donde trabajo, pero siempre encuentro tiempo para escaparme a mi casa de verdad, en Denia, una joya de lugar.

Blasket Renewable Investments, un fondo de inversión estadounidense, ha colocado a España en una situación financiera delicada al declarar al país en «impago técnico». El fondo ha activado la cláusula de «default» en cuatro emisiones de deuda pública española en los mercados internacionales por un valor de aproximadamente 910 millones de euros. Según fuentes cercanas a Blasket, esto implica que «estos títulos de deuda pública deben ser reembolsados inmediatamente a los acreedores por su importe principal, junto con los intereses devengados».

Blasket ha estado comprando bonos del Estado español en los que está vigente la cláusula de «evento de impago», que permite al tenedor invocarla para protegerse de una deuda que no logra cobrar. El fondo asegura que este es su caso, ya que ganó un laudo arbitral contra España por el recorte de primas a las energías renovables, pero el Estado se ha resistido a pagar.

España se niega a pagar hasta ahora, argumentando que no tiene la obligación legal de responder a este tipo de deudas y que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea. Las obligaciones generadas por los laudos internacionales emitidos por el CIADI, vinculados al recorte retroactivo de incentivos a la inversión en energía renovable, ascienden a 1.175 millones de euros y no han sido cumplidas con las empresas e inversores afectados.

El enfrentamiento entre Blasket y el Gobierno español pone de manifiesto la tensión en las relaciones entre inversores y autoridades en casos de litigios internacionales y puede tener consecuencias negativas para la reputación financiera del país.

- Publicidad-

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
spot_imgspot_img

Últimas noticias

spot_imgspot_img