martes, 21 mayo, 2024

¡Alerta Roja! Sánchez ¿Destruyendo España?

Lo más leído

Javier Torres
Javier Torres
Javier Torres es el director del medio de comunicación digital Eco de Libertad, que ofrece noticias y podcasts con enfoque conservador, inspirado en los medios estadounidenses de la misma corriente. Nacido en Zaragoza, España, Torres es un periodista veterano con décadas de experiencia en el ámbito del periodismo, tanto en importantes medios de comunicación españoles como en algunos internacionales. En sus artículos de opinión y noticias, Torres defiende con firmeza sus ideales conservadores y enfatiza el modelo de familia nuclear, el respeto a las tradiciones y la defensa de la unidad de España. A lo largo de su carrera, ha cultivado un estilo de escritura distintivo que refleja su compromiso con la integridad periodística y la defensa de sus principios. Desde su posición en Eco de Libertad, Torres aboga por la importancia de la Comunidad Valenciana en el conjunto de España, destacando su riqueza cultural y su potencial económico. Bajo su dirección, el medio quiere convertirse en un referente para aquellos que buscan noticias y análisis desde una perspectiva conservadora, comprometida con la defensa de los valores y principios que han forjado la identidad de la Comunidad Valenciana y España.

La democracia se erige sobre pilares fundamentales: la legalidad, la separación de poderes y el respeto a las instituciones. Sin embargo, en la actual coyuntura política española, estos principios parecen estar siendo vulnerados, poniendo en jaque el estado de derecho y la convivencia que la Constitución de 1978 buscaba garantizar.

La Constitución Española prohíbe de manera expresa los indultos generales. Se trata de una precaución sabia y previsora, que busca evitar la impunidad frente a delitos que podrían minar la seguridad y la justicia. La amnistía, en este contexto, puede ser considerada como un indulto general elevado a la enésima potencia, pues no solo exime de responsabilidad, sino que además llega a eliminar la existencia del delito mismo. De esta forma, actos violentos como el de agredir a un policía hasta dejarlo inválido, quedan impunes y sin reproche.

Si la intención subyacente es otorgar una amnistía, el camino legal y legítimo sería proponer primero una modificación de la Constitución. Sin embargo, los proponentes de la amnistía parecen ser conscientes de que tal propuesta no prosperaría, dada su naturaleza controvertida y el impacto que tendría en la percepción de la justicia y la igualdad ante la ley. Ante esta realidad, la estrategia parece ser la de seguir adelante, burlando el espíritu constitucional y riéndose, en cierto modo, de la ciudadanía española.

La situación que se presenta es sumamente grave y no puede ser minimizada. Podríamos estar, metafóricamente, ante un golpe de estado silencioso. Se observa un asalto a las instituciones, a excepción de algunas como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Supremo y la Corona. La separación de poderes, esencial en cualquier democracia, parece desdibujarse. Un autócrata se erige, controlando el Poder Legislativo a través de la presidenta, el letrado, la mesa, entre otros, y cercando al Poder Judicial mediante la fiscalía, el Tribunal Constitucional y la abogacía del Estado.

Esta propuesta de amnistía se siente como una bofetada directa a jueces, oposición, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y a la propia Corona. Se erige como una demostración de poder de Pedro Sánchez y su reedición del Frente Popular, que buscan mandar un mensaje claro sobre quién ostenta el control en la nación.

Frente a este escenario, se hace imperativo enviar un mensaje igualmente claro y contundente. Un dirigente cuestionado por su tesis, acusado de vender la patria, de mentir y de actuar de forma desleal, no puede ser quien destruya la rica historia y la fortaleza de España. Los ciudadanos no están dispuestos a permitirlo y exigen respeto a la legalidad y a las instituciones.

El riesgo de permitir que tales acciones pasen sin consecuencias es enorme. La democracia, como valor y como sistema, no puede permitirse ser socavada. Los responsables deben rendir cuentas, y en este caso, es posible que veamos a Sánchez sentado en un banquillo, enfrentando las consecuencias de sus acciones. Es el deber de los españoles velar por su nación, sus leyes y su futuro.

- Publicidad-

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
spot_imgspot_img

Últimas noticias

spot_imgspot_img