martes, 21 mayo, 2024

Nunca digas nunca Hamas

En este artículo, exploraremos los orígenes, los objetivos y los conflictos relacionados con Hamás en el contexto de la pugna entre israelís y palestinos

Lo más leído

El pasado 7 de octubre, de manera sorpresiva, militantes palestinos de Hamás en Gaza lanzaron un ataque contra Israel perpetrado mediante ataques aéreos, terrestres y navales. Millones de israelíes que residen en el sur del país se vieron sobresaltados por el ensordecedor estruendo de cohetes y el sonido de los impactos. Las sirenas antiaéreas resonaron incluso en Tel Aviv, mientras que los interceptores israelíes de cohetes retumbaron en Jerusalén. En un episodio de escalada sin precedentes, los combatientes armados de Hamás lograron dañar partes de la fuertemente fortificada valla de separación de Israel y entraron en comunidades israelíes que se ubican a lo largo de la frontera de Gaza, generando temor entre los residentes y desencadenando intercambios de disparos con las fuerzas armadas israelíes.

El Movimiento de Resistencia Islámica, más conocido como Hamás, es una organización política y militar con base en Palestina que ha desempeñado un papel significativo en el conflicto en el Medio Oriente durante décadas. Fundado en 1987 durante la Primera Intifada, un levantamiento palestino contra la ocupación israelí en los Territorios Palestinos, Hamás ha evolucionado desde sus inicios como un movimiento de resistencia armada hasta convertirse en una entidad política que gobierna la Franja de Gaza.

El grupo fue creado como una respuesta a la ocupación israelí y a la percepción de que las organizaciones políticas palestinas existentes, como la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), no estaban logrando avances significativos en la lucha por la autodeterminación palestina.

El líder fundador de Hamás, Sheikh Ahmed Yassin, y otros miembros clave del grupo, abogaron por la resistencia armada contra Israel y promovieron un enfoque basado en el islamismo radical. Hamás se ganó rápidamente seguidores entre algunos palestinos que buscaban una alternativa más militante a la OLP.

Hamás tiene una serie de objetivos principales que incluyen:

-La creación de un Estado palestino independiente en los territorios que considera históricamente palestinos, incluyendo Cisjordania y Gaza, con Jerusalén Este como su capital.

-La resistencia contra la ocupación israelí, ya desde su fundación utilizó la resistencia armada como un medio para lograr sus objetivos, llevando a cabo ataques contra objetivos israelíes y operaciones de guerrilla;

-La promoción del islamismo en los territorios palestinos y la promoción de los valores islámicos en su sociedad. Abogando por la aplicación de la Sharía o ley islámica, que es la base del derecho islámico y que rige la conducta y la moral de sus habitantes, tanto en las obligaciones de la vida diaria como en la de la vida religiosa.

Hamás llegó al poder en la Franja de Gaza en 2007 después de una violenta lucha con el grupo rival Fatah, acrónimo en árabe de “Movimiento Nacional de Liberación de Palestina”, que controlaba previamente la región. Desde entonces, Hamás ha gobernado la Franja de manera total y efectiva.

Sin embargo, la administración de Hamás en Gaza ha sido objeto de controversia. Israel y varios países occidentales consideran a Hamás como una organización terrorista yihadista y han impuesto sanciones económicas contra la Franja de Gaza en respuesta a su gobierno. Hamás también ha sido criticado por su autoritarismo y la falta de elecciones democráticas en Gaza desde 2006 y por usar a la población, incluidos mujeres y niños, como escudos humanos y como “mártires” involuntarios en su particular yihad.

Ideológicamente, el yihadismo como doctrina política es un ideario teocrático totalitario de corte antiliberal y antidemocrático que, según sus críticos, desprecia sistemáticamente la vida humana. Por esa razón está considerado por muchos como una de las amenazas más graves a las que se enfrentan las democracias liberales, particularmente en Occidente.

Hamás ha estado involucrado en numerosos conflictos armados con Israel a lo largo de los años, incluyendo la Guerra de Gaza en 2008–2009, 2012 y 2014, en las que miles de personas perdieron la vida y la infraestructura de Gaza sufrió daños significativos. Estos conflictos han exacerbado la tensión en la región y han obstaculizado los esfuerzos para alcanzar una solución pacífica al conflicto israelí-palestino.

Además de los enfrentamientos con Israel, Hamás ha enfrentado desafíos internos, incluyendo la división entre Gaza y Cisjordania, donde la Autoridad Palestina en esta última, liderada por Fatah, mantiene el control. Los esfuerzos para lograr la reconciliación entre Hamás y Fatah han sido infructuosos en gran medida.

El papel de Hamás en el conflicto israelí-palestino sigue siendo un tema polémico y complicado. Algunos lo ven como un actor legítimo que representa las aspiraciones de una parte significativa de la población palestina, mientras que otros lo ven como un obstáculo para la paz debido a sus métodos militantes y su retórica.

El brutal ataque del pasado 7 de octubre probablemente ha dado carta de legitimidad a la respuesta por parte del gobierno israelí. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en un comunicado a la nación declaraba el estado de guerra advirtiendo que será “larga y difícil” y realizaba una amenaza: “Nuestro enemigo pagará un precio que no ha conocido jamás”.

- Publicidad-

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
spot_imgspot_img

Últimas noticias

spot_imgspot_img