martes, 21 mayo, 2024

Ivace: la varita mágica que transforma polígonos industriales en Castellón

Lo más leído

David González
David González
Nacido en Madrid, pero criado en las soleadas costas de Benidorm, soy David González, un experimentado periodista y redactor en Eco de Libertad, el medio de comunicación digital y podcast conservador enfocado en la Comunidad Valenciana y con un alcance nacional e internacional. Con años de experiencia en medios importantes de comunicación españoles y revistas digitales, he perfeccionado mi estilo de escritura, utilizando la ironía como herramienta para comunicar mis ideas y opiniones. Apasionado por la economía, los negocios y las políticas de generación de empleo, abogo por un enfoque liberal en lo económico, creyendo en la capacidad de las empresas y el mercado para impulsar el crecimiento y la prosperidad. Sin embargo, en otros temas, me inclino por valores más tradicionales y conservadores, lo que refleja la filosofía general de Eco de Libertad. A lo largo de mi carrera, he cubierto una amplia gama de temas y eventos, desde debates económicos y políticos hasta acontecimientos de relevancia internacional. Estoy comprometido con informar a nuestros lectores de manera precisa y responsable, siempre ofreciendo una perspectiva fresca y única.

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) ha decidido agitar su varita mágica y conceder ayudas para mejorar y modernizar 51 áreas industriales en 27 municipios de la provincia de Castellón. Con un monto global de 8,37 millones de euros, el conseller de Economía Sostenible y presidente del Ivace, Rafa Climent, parece estar dispuesto a convertir la Comunidad Valenciana en un auténtico paraíso industrial.

En un intento por demostrar que no olvida a las localidades en riesgo de despoblación, el Ivace ha asignado dos millones de euros a municipios con tales características. No obstante, cabe preguntarse si realmente se están abordando las causas subyacentes de la despoblación o si simplemente se está aplicando una solución superficial.

Por otro lado, los 10 millones de euros destinados a localidades con áreas industriales que cuenten con una Entidad de Gestión y Modernización (EGM) parecen una apuesta interesante. Aunque es importante preguntarse si estos fondos llegarán a las empresas que verdaderamente lo necesitan o si se quedará en manos de burocracias y trámites eternos.

Entre las actuaciones subvencionables se encuentran la construcción de infraestructuras, la adquisición de terrenos, la mejora en los suministros y la creación de herramientas web, entre otras. Sin embargo, ¿es este el enfoque adecuado para impulsar la competitividad y el desarrollo económico de la región? Quizás sea tiempo de que el Ivace y sus responsables se planteen si las ayudas concedidas están realmente generando un impacto significativo en la vida de los ciudadanos y en el tejido empresarial.

En resumen, aunque las ayudas del Ivace pueden parecer una buena noticia para la provincia de Castellón, es fundamental analizar si realmente están siendo efectivas y si su enfoque es el adecuado. En lugar de gastar millones en mejoras superficiales, tal vez sea más provechoso invertir en la capacitación de los trabajadores, la innovación y el fomento del espíritu emprendedor. Porque, como bien sabemos, no basta con tener polígonos industriales modernos si no contamos con una sociedad preparada y empresas competitivas.

- Publicidad-

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
spot_imgspot_img

Últimas noticias

spot_imgspot_img